Calabacín al horno: 10 consejos fáciles y deliciosos

Ideas de recetas

El calabacín es una verdura rica en oligoelementos y vitaminas. Delicioso gratinado, adictivo en pizza, excelente dip, el calabacín es una de las estrellas del verano. Descubra más de 40 sabrosas recetas de calabacín al horno.

1- Cómo elegir tu calabacín

El calabacín es una verdura del sol que se cocina fácil y rápidamente, 20 minutos en el horno. No es necesario pelarlo, frotarlo con agua corriente y secarlo. Corta los extremos. Para un tian o una tarta fina, córtelo en rodajas finas, para el calabacín relleno cortado por la mitad a lo largo o en secciones. Para tener éxito en sus platos, seleccione calabacines suaves, densos y firmes debajo de sus dedos. La piel debe estar libre de manchas oscuras. Elija medio para cocinar o redondo para relleno. Tenga cuidado, el calabacín es una verdura frágil que puede almacenarse durante 4 a 5 días en un lugar fresco y seco.

2- El calabacín va bien con varios ingredientes

Es una verdura con un sabor muy suave que se presta a varios métodos de cocción, incluso en el horno como gratinado o relleno. Combina bien con carnes (ternera, cordero, ternera), quesos (parmesano, mozzarella, gruyère …), aves, pescado blanco, especias (curry, ají, comino, azafrán …) y hierbas ( perejil, menta, estragón…). Para los vegetarianos, el calabacín al horno también se puede disfrutar con crema, parmesano rallado o queso feta y hierbas.

3- Prepara el calabacín en el horno

Si elige rondas pequeñas, lávelas, séquelas y corte el sombrero. Si eliges un calabacín clásico, córtalo por la mitad a lo largo o en secciones para hacer canelones. En cualquier caso, sáquelo con una cucharada de 1,5 cm de grosor y reserve la pulpa para el relleno. Si los calabacines están demasiado duros, hiérvelos durante unos minutos o sumérjalos en agua fría para ablandarlos.

4- cocinar calabacines rellenos

Otra forma de cocinarlos es rellenando los calabacines con un relleno casero. Ahuecarlos, cortar la carne en trozos pequeños y mezclarla con arroz, embutidos, atún, carne picada, ternera .

5- Un gratinado de calabacín

Cortar el calabacín en rodajas finas (más fáciles de cocinar). Vierta las cebollas sudorosas en un plato para gratinar y agregue los aros. En un bol, batir los huevos en una tortilla, incorporar la crème fraîche, sal y pimienta. Vierta la mezcla en el plato para gratinar para unir. Agregue queso rallado para que quede crocante. Recoge la pulpa y mézclala con el resto del relleno.

6- tian de calabacín

Fácil de hacer, este plato es saludable y rico en verduras. Cortar los tomates, calabacines, berenjenas, cebollas rojas en rodajas finas. Rocíe con un chorrito de aceite de oliva y espolvoree con hierbas provenzales. Hornea por 45 minutos.

7- Retirar el agua del calabacín

Hay varias soluciones para degüelle. Cueza los calabacines al vapor y déjalos enfriar. Devolverán el agua de forma natural. También puedes deshacerte de ellos con sal gruesa, para ello córtalos en 2 y colócalos en un plato. Séquelos antes de cocinarlos. Más simplemente, dórelos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva antes de cocinarlos.

8- que salsas para calabacín

Para gratinar, un chorrito de aceite de oliva es suficiente para humedecer y condimentar el calabacín. Los amantes de la crema pueden hacer una salsa bechamel o una salsa de tomate para un dúo de calabacín y berenjena. Si le queda un poco para una ensalada, haga espaguetis de calabacín. Dorarlos en la sartén con un chorrito de aceite de oliva y chalotes. O más simplemente, blanquearlos durante 2 minutos en agua hirviendo. Y si te gustan crudos, condimentarlos con aceite de oliva y limón y adornarlos con tomates cherry y hojas de menta picadas o albahaca.

9- Pizza, tartas finas con calabacín

El calabacín hace maravillas en las pizzas, especialmente cuando se combina con jamón, mozzarella y aceitunas. Estirar una masa de pizza (casera o en supermercados), pincharla y untarla con salsa de tomate. Adorne con rodajas o rodajas de calabacín, cebolla picada, aceitunas, bolitas de mozzarella y espolvoree con orégano. Después de cocinar, agregue el jamón. Si no le gusta la masa de pizza, corte el calabacín a lo largo por la mitad. Cavarlos para quitarles la pulpa (no tirarlos, agrégalos a la salsa de tomate). Use el calabacín como soporte para pizza. Para una tarta fina, extienda un hojaldre o masa quebrada y pique. Cortar calabacines pequeños (menos fibrosos) en rodajas finas y colocarlos sobre la masa. Sazone con sal y pimienta, agregue un chorrito de aceite de oliva. Hornea de 15 a 20 minutos y decora con albahaca antes de servir. También puedes agregar bolas de mozzarella.

10- Verduras asadas al horno y calabacín

Tome verduras de temporada (calabacín, berenjena, pimiento verde, verduras tempranas). Frótelos y córtelos en palitos. Agrega las cebollas cortadas en cuartos. Cubre una bandeja para hornear con papel de hornear. Sal y pimienta, agrega comino a las zanahorias y hierbas provenzales a todas las verduras. Rocíe con un chorrito de aceite. Tapar y hornear.

Top 7 deliciosas recetas de calabacín -¡prepara estas recetas esta temporada! | Gustoso.TV

Oscar Montes
Oscar Montes
Califica al autor
Recetas sencillas
Añadir comentario: